¿Qué se espera de un líder en la actualidad?

Las expectativas de los líderes cambian con el tiempo. Actualmente se busca en ellos una serie de cualidades que involucran su aporte ético e intelectual a la compañía, y son las siguientes.

Con frecuencia, un líder de negocios llega a una empresa para ocasionar o continuar el éxito de la misma. Sus jurados -el personal, los directivos y los dueños de la organización- esperan confirmar en él o ella una serie de cualidades y competencias que satisfaga todos los aspectos. A continuación desglosamos algunas de ellas.

Profundo conocimiento de la empresa.

Claro, la historia, logros y productos de la empresa son datos que un líder debe conocer obligatoriamente, pero igual de importante es saber cómo funciona la organización, quién hace cada cosa y todas las noticias relacionadas con cada departamento.

Visión estratégica.

Al conocer la empresa a fondo, el líder podrá diseñar estrategias que ataquen sus puntos débiles. Además, gracias a esta cualidad le será posible identificar fácilmente las oportunidades de desarrollo y tomarlas con el enfoque adecuado.

Habilidad para fortalecer las relaciones de la empresa.

Ya sea con socios en otra ubicación geográfica, empresas de ámbitos relacionados o personas específicas, un líder sabe que esta aptitud es necesaria para asegurar el futuro de la organización. 

Sentido de urgencia.

Esta es una de las cualidades más valoradas en la actualidad, ya que los cambios en la economía y la rápida evolución del mercado exigen que un líder sepa actuar inmediatamente tomando las mejores decisiones. El sentido de urgencia también significa predecir en la medida de lo posible las tendencias de los consumidores y actuar en consecuencia.

Personalidad inspiradora.

En lo que respecta a los empleados, esta es quizás la expectativa más importante. El líder debe ser visto como un experto en su profesión que además practique valores éticos que sirvan de emblema para la compañía, sin ser presuntuoso. Esto motiva a los empleados a seguir su ejemplo y puede tener grandes efectos en su desempeño. 

Disposición para trabajar.

A diferencia de hace dos décadas, lo último que se espera de un líder actualmente es que se siente en una oficina aislada y se ocupe de sus asuntos solamente. Ahora el cuerpo de trabajo espera que quien los guíe tenga la mejor disposición para trabajar codo con codo en todos los niveles, lo cual está directamente relacionado con la percepción del trabajo en equipo.

Creatividad.

La creatividad significa encontrar diferentes maneras de hacer las cosas valiéndose de todos los conocimientos y nuevas herramientas. También habla de un líder apasionado por su trabajo que tiene su energía puesta en innovar para la empresa y traer con ello mejoras en todos los aspectos.

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.

 

Nuestro Twitter

Síguenos en Linkedin

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.