7 responsabilidades exclusivas de los CEOs

En otras ocasiones hablamos de la virtud que es saber delegar ciertas tareas a los gerentes y otros miembros importantes del personal.

Sin embargo, existen algunas responsabilidades que un CEO no debe delegar, ya que se tratan del corazón de su función en la compañía.

 

1. Creación de estándares.

La cultura empresarial define los valores, misión y visión de la compañía y es el fundamento en el cual se basan todas las decisiones de sus colaboradores. El CEO es quien posee la visión para desarrollar los estándares de acuerdo a sus planes a largo plazo y la personalidad que desea que la empresa proyecte al consumidor final. 

2. Selección de altos ejecutivos.

Aunque existen especialistas en Headhunting, y lo más recomendable es recurrir a ellos por sus múltiples aportaciones, la decisión final es exclusiva del directivo. A él le corresponde seleccionar a aquéllos que ejecutarán sus estrategias mientras guían al equipo con sabiduría.

3. Aprobación del reglamento.

Cuando los engranes de una organización funcionan sin contratiempos, es porque todos los colaboradores saben lo que tienen qué hacer y, aún más importante, por qué lo tienen que hacer del modo en que se les indica. Para lograrlo es crucial que el CEO supervise de cerca la creación del reglamento interno, aportando su punto de vista y aprobando cada uno de sus componentes. 

4. Definición de estrategias.

Esta es una de las responsabilidades que más distinguen a un CEO. Sólo él posee la visión y experiencia necesarios para dirigir adecuadamente a la compañía. Es por eso que la planeación estratégica corre solamente a su cargo, aunque sin descartar la recepción de sugerencias de parte de sus colaboradores.

5. Establecimiento de relaciones.

Además de la importancia de las estrategias, la supervivencia de una compañía se basa en el fortalecimiento de sus relaciones comerciales. Compañías de ámbitos relacionados, socios en el extranjero y empresas de Recursos Humanos son buenos aliados con los que el CEO debe trabajar codo con codo.

6. Toma de decisiones difíciles.

Aunque no es tan glamorosa como las obligaciones anteriores, es en esta donde radica el liderazgo directivo. Su amplio conocimiento del mercado le permite tomar las mejores decisiones en momentos difíciles, siempre respaldado por los expertos más allegados a él.

7. Elección de adquisiciones.

Las adquisiciones son inherentes al crecimiento de una empresa, pudiéndose tratar de mobiliario, un nuevo inmueble, sucursales e incluso otras compañías. Estas elecciones dependen de la visión estratégica del CEO, es decir, sus planes a futuro para la compañía.


 

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.

 

Nuestro Twitter

Síguenos en Linkedin

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.