5 claves de la rutina de los directivos exitosos

La meta de todo ejecutivo es ocupar un puesto de alta jerarquía dentro de la organización en la cual se desarrolla, y para ello se prepara con los mejores conocimientos, actualizaciones y herramientas. 

Uno de los aspectos que más cuenta para conseguir un asenso es la actitud del candidato, ya que sus conocimientos y entusiasmo deben transmitirse a los colaboradores a su cargo. Aunque puede parecer que la habilidad de liderazgo es algo innato, hay algunas pautas a las que vale la pena mantenerse atento para aprender de los empresarios exitosos. 

A continuación le presentamos 5 claves de la rutina de los directivos exitosos.

1. Establecen objetivos

Este es el primer punto a resolver cuando se trata de conseguir una meta. Los directivos exitosos visualizan el lugar al que quieren llegar y trazan el camino a través de pequeños objetivos en el corto y mediano plazo; el cumplimiento óptimo de cada uno de ellos significa un paso más hacia la meta.

2. Reparten su autoridad

Para que un directivo tenga éxito, es indispensable que trabaje con colaboradores dispuestos a aportar energía y nuevas ideas al proyecto. De esta manera el directivo puede darle a todo el equipo el poder de decidir, logrando transmitirles confianza y la libertad de proponer estrategias innovadoras. Los directivos exitosos también buscan asesoría de personas con más experiencia que los ayuden a evitar posibles contratiempos.

3. Disfrutan el proceso

Los líderes que han cumplido sus objetivos satisfactoriamente tienen en claro que lo importante no es la meta, sino el proceso. Es en la rutina diaria cuando se llevan a cabo las tareas que representan el auténtico trabajo, y disfrutarlo conlleva a mejores resultados.

4. Se preparan para los cambios

Ir un paso adelante es, en gran parte, el papel de un buen directivo. Prever obstáculos lo ayuda a prepararse para ellos y tomar las decisiones correctas. Si esto implica un cambio de dirección en el proyecto, asumirlo con una buena estrategia evitará el estrés y la pérdida de tiempo.

5. Recompensan a su equipo

Al final del día, reconocer a quienes alcanzan los logros de la compañía es un buen aliciente para aumentar la productividad, ya que un equipo que se siente valorado trabajará mejor para superar los próximos retos. Una recompensa puede llegar en forma de elogios, descansos o momentos de esparcimiento.

Por último, no olvide que los hábitos básicos de la puntualidad, diplomacia y amabilidad, así como comenzar su día tan temprano como sea posible para tener tiempo de reflexionar, ejercitarse y alimentarse bien, son los mejores complementos para tener una trayectoria exitosa. Seguir estos consejos puede ascenderlo a la posición por la que tanto ha perseverado. 

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.

 

Nuestro Twitter

Síguenos en Linkedin

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.