Hoy en día las empresas no se desarrollan por jefes con manos duras como antaño, actualmente las organizaciones triunfan gracias al liderazgo saludable de sus dirigentes, cuando un grupo está adecuadamente liderado, es mucho más fácil y sencillo llegar a los objetivos marcados y además, disfrutar en el proceso.

El liderazgo organizacional requiere de diversas cualidades y habilidades interpersonales de los líderes para lograr todas las tareas de su responsabilidad.

Hay muchos estilos de liderazgo organizacional. ¿Sabes qué estilo de líder eres?, más aún, ¿Sabes qué estilo de líder organizacional quieres ser?

1. Liderazgo natural

Los líderes naturales son personas que dentro de la empresa no tiene un cargo específico, es decir, puede no ser un jefe, o no tener personal a cargo, sin embargo, sus opiniones son escuchadas y muy valoradas por todos. Gracias a su buen juicio, conocimiento y trabajo se convierten en líderes naturalmente.

2. Liderazgo autoritario – autocrático

Este tipo de líder es el que asume su posición como líder por medio de guiar de manera más bien autoritaria, no se le discute ninguna de sus decisiones simplemente ostenta un cargo dentro de la organización, es más parecido a la figura del antiguo jefe autoritario que a un líder actual.

En éste tipo de liderazgo la comunicación es vertical y los logros recaen en el líder aunque la responsabilidad por los errores suele ser repartida, incluso en ocasiones, no le competen al líder.

3. Liderazgo carismático

Este líder cuenta con una gran inteligencia emocional, genera y trabaja mucho sobre sentimientos y sensaciones positivas dentro del grupo. Tiene una fuerte personalidad, pero no imperativa sino constructiva, y toda gira en torno a este líder lo que puede traer la contraindicación de que si el líder abandona la empresa, la estructura se tambalea incluso hasta caer.

4. Liderazgo participativo – democrático

En este tipo de liderazgo, no hay un líder predominante, sino que todos participan, y es un tipo de relación muy saludable porque todos los miembros del grupo aportan sus puntos de vista e intervienen en las decisiones a tomar.

Aunque puede haber otro tipo de liderazgo, éstos funcionan más como modelo de referencia y admiración, pero todos se sienten libres de participar en igualdad de condiciones.

5. Liderazgo liberal

En este tipo de liderazgo, todos tienen absoluta libertad pues cada elemento hace y decide lo que considere oportuno, y la función del líder es la de proveer de recursos y herramientas. Esto ocurre porque el líder así lo considera oportuno dado el perfil de colaboradores con los que cuenta.

Para que este modelo de liderazgo funcione, se debe estar muy seguro del perfil de sus miembros, cada uno debe ser autónomo, independiente, y capaces para tomar decisiones.

6. Liderazgo transformacional

El líder transformacional es un tipo de líder que consigue que los otros le sigan desde su poder de motivación e inspiración hacia el grupo. Su objetivo y sus premisas son transformar, innovar y motivar al equipo. Son realmente muy valorados y buscados para ocupar puestos de responsabilidad en las organizaciones.

7. Liderazgo burocrático

Es el tipo de líder que busca hacer cumplir todas las normas y todos los principios de la empresa, a veces, sin importar lo que puede ser más beneficioso para los empleados o la empresa misma, siempre sigue el camino trazado con rigidez para poder llegar a los objetivos marcados. Está bien cuando se trata de decisiones económicas o empresas, por ejemplo, con materiales peligrosos, pero hay que tener cuidado con este liderazgo y sus consecuencias.

8. Liderazgo "pro las personas"

Este líder es experto en observar las cualidades de las personar y buscar que saquen lo mejor de sí mismas estimulando su desarrollo y crecimiento beneficiando así a la compañía.

9. Liderazgo orientado a la tarea

Contrario al líder “pro las personas”, el líder orientado a la tarea busca el cumplimiento de las tareas, lo más importante es aquello que hay que hacer y hacerla de la forma más rápida, económica y eficiente posible, conlleve ello o no, el crecimiento de las personas y del equipo en sí mismo.

10. Liderazgo "de la curva"

El líder de la curva procura un entorno satisfactorio, donde los empleados se sientan motivados para que la productividad también sea elevada, es lo más parecido a la felicidad en el trabajo. La felicidad siempre se relaciona con una curva. De ahí, el nombre del liderazgo de la curva. Son líderes muy bien cualificados y que trabajan por el éxito del equipo.

Nuestro Twitter

Síguenos en Linkedin

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.