Actualmente la tecnología se desarrolla rápidamente, este hecho presiona al mercado para el consumo de los nuevos productos y aplicaciones tecnológicas que se desarrollan cada año, incluso, cada mes.

En los diversos sectores industriales los CEO’s se preocupan por mantener a la empresa en la vanguardia tecnológica y digital, por ello, saben muy bien cuáles son las implicaciones de implementar una nueva tecnología en la empresa: Costos.

Los costos de implementar una nueva tecnología no se resumen al costo financiero de adquirir la tecnología en si, sino que la mayor parte de las veces, se debe invertir la capacitación del personal para la correcta operación y para obtener el mejor aprovechamiento del nuevo recurso. Tenemos que considerar entonces el costo del tiempo humano invertido en la capacitación y el costo de la capacitación en sí.

Debido a esto, un CEO debe estudiar y valorar junto con su equipo de ejecutivos cual de las nuevas tecnologías debe implementar, es decir, detectar qué tipo de tecnología brindará los mayores beneficios sobre el costo de implementación y así poder responder rápidamente con la solución más competitiva, pues quedarse rezagados en cuestiones digitales y tecnológicas puede suponer un grave problema en el futuro.

Queda claro, pues, que convertirse en un líder digital no es únicamente una cuestión de destreza o conocimiento digital, sino que es un tema sobre todo de visión empresarial y de un correcto manejo de los recursos humanos y financieros.

En muchas empresas cuyo mando ejecutivo no se ha ocupado de implementar una estrategia de innovación tecnológica resulta que los propios empleados impregnan a la empresa de aplicaciones digitales y una serie de soluciones digitales para hacer su trabajo más eficiente, pero esto suele resultar en una serie de esfuerzos individuales o en equipo medio improvisados y, en el mejor de los casos más o menos coordinados. Sin duda se requiere una dirección clara, y a veces inflexible, desde el núcleo de la empresa sobre qué tecnologías implementar y cómo utilizarlas de manera individual, en equipos de trabajo y cómo será la comunicación entre las diversas áreas. Sólo el CEO tiene la autoridad para coordinar a toda la empresa.

Para lograr una estrategia adecuada para mantenerse a la vanguardia digital, los CEO’s necesitan tener una perspectiva amplia sobre las oportunidades digitales, como éstas modifican el valor competitivo en su mercado y ser capaz de reconocer posibles amenazas. Esto no implica que las desiciones son tomadas exclusivamente desde la dirección de la empresa, debido a que, como ya hemos dicho, los empleados constantemente implementan tecnologías por su cuenta para hacer su labor más eficiente. Lo mejor será que halla involucrados de los diversos niveles operativos que aporten sus ideas y experiencias para que los directivos y CEO puedan tomar las mejores desiciones.

Todos éstos cambios también van relacionados con una transformación en la operación de la empresa con mayor empoderamiento de los trabajadores y de formación de equipos de trabajo más sólidos capaces de aprovechar mejor las capacidades colaborativas que es una tendencia en nuevas tecnologías lo cual reduce mucho la duplicación de esfuerzos.

Tomar todo esto en cuenta es importante para cualquier empresa, CEO, directivo que quiera mantener su empresa a la vanguardia en tecnologías digitales. Ahora es cuando puedes dirigir a tu empresa en el rumbo más adecuado hacia el futuro.

Nuestro Twitter

Síguenos en Linkedin

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.