Seguramente has oido hablar sobre Headhunting y Outsourcing, los cuales, en una primera vista, podrían parecer un término semejante, pero cuya función en el mundo de los negocios es distinta, ya no digamos para las necesidades que una empresa necesita satisfacer en un corto, mediano y largo plazo.

Por ello es que a continuación señalaremos algunas diferencias entre un profesional y otro, para que así, al momento de buscar los servicios de ellos, no te confundas y vayas directo a lo que requiere tu emprendimiento: si ayuda para contratar líderes o ayuda para tener una mayor optimización de tus recursos.

El candidato idóneo para un cazatalentos

El Headhunter es un profesional que está a la caza de esos talentos empresariales, es decir que siempre está a la búsqueda de los profesionales que requieren los negocios, de modo que si una empresa requiere un líder para sus filas, el Headhunter seguramente tiene al candidato idóneo. No es que el profesional esté buscando trabajo, es que una empresa se lo ofrece porque lo requiere, porque le hace falta ese líder con don de mando.

Ahorro de costos gracias a un Outsourcing

Por el contrario al Headhunting, el Outsourcing es un servicio para realizar aquellas funciones operacionales de una empresa, lo cual, a mediano y largo plazo se traduce en ahorro de tiempo, dinero y material, a la vez que se aumenta la parte productiva. En otras palabras, el Outsourcing es aquella necesidad que la empresa satisface, pero que por hacerla no se concentra en su producción u oferta de servicio.

Por ejemplo, toda empresa necesita llevar un control de nómina, sin embargo el que una empresa lleve el suyo no significa que la optimización de recursos que lleve sea la adecuada; es aquí donde interviene el Outsourcing o subcontratación, como también se le conoce: otra empresa hace ese trabajo de control de nómina para la primera empresa.

¿Cómo interviene Recursos Humanos en el Headhunting y el Outsourcing?

Ahora bien, tal vez la pregunta surja de manera inmediata: ¿dónde queda el departamento de Recursos Humanos en este mar de información? Bueno, el departamento de Recursos Humanos, al trabajar en conjunto con el Headhunting y el Outsourcing se permite una mayor concentración en lo que es su función: el ocuparse de las necesidades de sus empleados, tarea nada sencilla.

Esto se traduce en una optimización de tiempo y dinero que a la larga se reflejará en una mayor eficacia de la empresa: con el Headhunting el personal contratado será el indicado para la empresa, quien ya no estará  contratando al azar, a ver si es o no el que la empresa necesita. Por otro lado, con el Outsourcing la empresa ganará en una mejor administración, pues esto le permitirá a la empresa enfocarse en sus servicios o productos.

Como vemos, las diferencias son notorias entre Headhunter y Outsourcing, ya que en el primero, su trabajo es “cazar” talento, mientras que en el segundo es hacer un trabajo interno de la empresa pero que no necesita estar en la nómina de la misma empresa.

Nuestro Twitter

Síguenos en Linkedin

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.