Optimizar los recursos humanos mediante el Headhunting

El departamento de Recursos Humanos de una empresa tiene un aliado con los cazatalentos, o Headhunters, como se les conoce. Aliado porque Recursos Humanos ya no está tanto a la espera de encontrar un buen pez en el mar de los trabajadores, pues los Headhunters se encargan de seleccionar lo mejor para el puesto idóneo que requiere la empresa.

Esto se traduce en una buena optimización de Recursos Humanos, ya que así el personal a cargo de este departamento se enfoca únicamente en guiar o capacitar al nuevo empleado para la función que ha sido contratado. Ello no quiere decir que el contratado sea un inexperto, sino que por obvias razones, al integrarse a un nuevo equipo laboral, requiere adiestramiento para poder posicionarse como un líder, ya que los Headhunters se encargan de eso: seleccionar líderes empresariales.

Recursos Humanos ya no trabaja solo, trabaja con un Headhunters

Cuando una empresa contrata un Headhunter no significa que Recursos Humanos esté haciendo mal su trabajo. Significa, por el contrario, que este departamento solicita un poco de ayuda para encontrar a la persona que la empresa necesita; por eso es que ambos trabajan coordinados, ya que el Headhunters debe conocer qué es lo que necesita la empresa para seguir siendo eficaz en ofrecer sus producto o sus servicios.  

El contratar un Headhunter le permite a la empresa, en otras palabras, concentrarse en su función como empresa, mientras que a Recursos Humanos le permite enfocarse en lo que realmente es su función: satisfacer las necesidades de los empleados que trabajan para el negocio.

Ahora bien, ¿existen otros beneficios de optimizar Recursos Humanos, más allá del ahorro de tiempo que ello significa? Por supuesto que sí, ello se ve reflejado cuando la empresa contrata al indicado por el Headhunter:

  • Se gestiona el talento. Esto porque las empresas actuales apuestan por un equipo adecuado para que su negocio crezca, cosa que de otra manera Recursos Humanos estaría contratando al azar, como se dice comúnmente, a ver si es o no el indicado para el puesto.
  • Información de retroalimentación y conocimiento. Esto porque al ser un profesional contratado por un Headhunter, él trae otra visión de fuera de la empresa, lo cual se traduce en una propuesta diferente de cómo hacer el trabajo, esto a la vez que se adapta a lo que la empresa necesita. Esa información se vuelve en comunicación para ambas partes, ya que así se asegura un mejor posicionamiento de la empresa.
  • Compromiso y gestión con la empresa. Recobrar el ánimo de los trabajadores y bien encauzarlos para mejorar el ambiente laboral es parte de los líderes que los Headhunters seleccionan. Esto no quiere decir que contraten motivadores, sino que contratan líderes que saben cómo guiar a las personas a los objetivos planteados por la empresa, lo cual es una cosa distinta a la motivación por la motivación.

La manera más común y apropiada de que Recursos Humanos trabaje plenamente en su empresa radica en hacer uso de los Headhunters, pues de esta manera el candidato seleccionado para la empresa significa una garantía de un buen elemento, el cual dará resultado en un breve lapso. Esto lo comprueban las empresas pequeñas, medianas y grandes, aquellas que han hecho uso de un cazatalentos para que se encargue de sus puestos de mando.

 

Nuestro Twitter

Síguenos en Linkedin

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.