Cambio de Empleo

Actualmente, existe mucha mayor rotación de los altos puestos gerenciales que hace un par de décadas. Pero, ¿cómo saber cuando un ejecutivo está listo para un cambio de puesto o empleo?

Los altos gerentes con frecuencia son elementos valorados en el esquema organizacional de una empresa. Conocen bien la estrategia de negocios, tienen las habilidades de liderazgo que demandan los grandes equipos de trabajo y su experiencia ayuda a evolucionar al resto del personal. Es por eso que, hasta hace una década, dichos ejecutivos permanecían de por vida en la misma compañía, pero últimamente, gracias al mundo de oportunidades abierto por las redes sociales y a las posibilidades que ofrece el Headhunting de migrar a un mejor puesto de trabajo o escalar dentro de la misma organización, la rotación se ha vuelto común entre los profesionales de este nivel.

¿Cómo un alto gerente puede saber cuando está listo para cambiar de puesto o empleo? A continuación presentamos algunos signos inequívocos.

Se siente poco valorado

Pese a su esfuerzo diario, los logros obtenidos y los planes a futuro para con su equipo, el gerente puede sentirse poco valorado. Si no ha recibido un aumento de sueldo, no ha sido reconocido de otra manera o simplemente encuentra imposible tomar unas vacaciones, lo más probable es que esta sensación lo guíe a buscar nuevas oportunidades.

Los objetivos de la empresa ya no concuerdan con los suyos

Una de las motivaciones de un ejecutivo para unirse a determinada empresa es compartir sus valores y objetivos. Si debido a los cambios en su estrategia o situación económica la organización ha cambiado sus prioridades, el ejecutivo se sentirá fuera de lugar y deseará cambiar de empleo para recuperar ese sentido de pertenencia.

Ha dejado de aprender

Todos los empleados, sin importar su nivel, necesitan aprender constantemente para mantenerse motivados. Si un alto gerente siente que lo aprendido todo respecto a su puesto, no enfrenta nuevos retos ni adquiere nuevas habilidades, es normal que desee escalar de puesto para evolucionar personal y profesionalmente; en el caso de que no pueda ascender adentro de la organización, se verá obligado a buscar otra empresa. Además, otro signo de que la carrera de un ejecutivo se ha estancado, es que se siente demasiado estresado o aburrido con su rutina, y en este caso, lo más saludable es cambiar de trabajo.

Sin embargo, cuando un alto gerente está decidido a evolucionar, no deja su empleo ni comienza a buscar en bolsas de trabajo su próximo puesto, sino que se pone en la mira de los headhunters. Lograrlo es casi un trabajo de tiempo completo por sí mismo, pero vale la pena porque solo así encontrará las condiciones laborales adecuadas para su capacidad. Para aprender más sobre como ser cazado, lo invitamos a leer nuestro artículo ¿Cómo ponerse en la mira de los Headhunters?

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.

 

Nuestro Twitter

Síguenos en Linkedin

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.